Síguenos en:

Bridal Beauty

Si bien la boda provoca felicidad, también es cierto que conforme se va acercando la fecha  crece el estrés, esto sumado a una mala alimentación y a las rutinas de belleza erróneas pueden jugar en tu contra y opacar tu gran día. ¡No lo permitas!...

Dicen que la mujer más hermosa es la que está feliz. Por eso, debes verte radiante: estas planeando el día más esperado de tu vida. No obstante, el estrés, las pocas horas de sueño y los productos “Milagro” pueden llevarte por mal camino.

La razón de escribir esta nota es guiarte para que llegues al altar más linda que nunca.

Hay un orden lógico a seguir. La piel no mejora de la noche a la mañana, las manchas no se eliminan de inmediato y tu cabello no tomas ese brillo que siempre soñaste en pocos días. Aprovecha el tiempo y corrige las pequeñas imperfecciones que tengas.

EMPIEZA POR TU PIEL: Si te alimentas bien, tomas suficiente agua y haces uso correcto de los productos específicos para tu biotipo, se verá de lujo. La belleza es personalizable. Pero sin duda hay pasos generales a seguir:

Limpiar.- Asegúrate de que no queden impurezas, residuos de maquillaje y todo lo que se acumula durante el día. Lo ideal usar una leche limpiadora. Y recuerda que debes limpiar tu piel 2 veces al día aunque no hayas usado maquillaje. El limpiar va más allá de retirar maquillaje.

Exfoliar.- Este paso lo debes hacer 1 vez a la semana para asegurarte de remover todas las células muertas de tu piel. No te excedas en el uso de exfoliantes porque puedes causar un efecto contrario y maltratar tu piel.

Tonificar.- Estos traen de vuelta a la piel su PH natural y la preparan para los tratamientos, son básicos. Los hay para cada tipo de piel, pide recomendación a una experta y manos a la obra.

Tratar.- Procura hace una evaluación de tu piel con una cosmiatra o esteticista experta para que sepas con certeza cuál es tu biotipo y cuáles son las necesidades específicas de tu piel. Ella te sabrá aconsejar que productos usar de acuerdo a tus requerimientos.

Proteger.- Este es el último paso, pero no por eso el menos importante, incluso yo diría que es el más importante de todos. Usa un bloqueador solar. No hay pretexto para no hacerlo. Hay en diferentes texturas e incluso algunos vienen con vitaminas y aclaradores de manchas.

LUEGO SIGUE TU CABELLO: Este es otro tema que preocupa mucho a las novias. Además del dilema de cómo peinarse (suelto, recogido, alisado, con ondas, muy estilizado, más natural, etc.), todas desean que su melena tenga más brillo y se vea abundante.

Procura hacerte tratamientos de hidratación constante, sería ideal 1 vez a la semana por lo menos 3 meses antes, así lograras recuperar, mejorar o mantener el brillo y fuerza de tu cabello.

 

Para el día de la boda, toma en cuenta que el peinado refleja quién eres. Conserva tu estilo y saca la parte más elegante de ti. Si tienes que usar extensiones, ¡hazlo!. Pídele a tu estilista que te haga algo que puedas conservar a pesar de las horas, el calor, los abrazaos, el baile y todo lo demás. La novia debe verse divina de principio a fin.

AHORA UN TEMA DELICADO PERO QUE DEBEMOS TOCAR: LOS KILITOS DE MAS…..

Ten siempre presente que Roma no se construyó en un día. No pretendas volverte una mujer que come saludable en un abrir y cerrar de ojos. Esto lleva tiempo y mucha disciplina. Para este tema es mejor ir de la mano con un nutricionista experto. Solo él te dará una dieta balanceada para que pierdas grasa y no músculo.

Si logras comer sanamente y esto se vuelve parte de tu estilo de vida, sentirás la diferencia a raudales. Hay alimentos fáciles de conseguir que puedes llevar en tu bolso y poder evitar los antojos de media mañana o media tarde.

 

Todo esto acompañado de una buena rutina de ejercicios cardiovasculares y de pesas, ayudará a que bajes de peso sin sacrificar tu masa muscular.

Y TUS DIENTES?????.....: Los dientes blancos y la boca arreglada, en general, hablan bien de quien los luce. Una novia que sonríe todo el tiempo debe esforzarse más que nunca por llevarlos impecables. Acude a tu dentista para que te haga limpiezas meses antes de la boda. Consulta si quieres un blanqueamiento pero cuidado, no lo programes días antes del enlace pues tu boca quedará sensible.

Evita el café, el té negro y el vino tinto. ¡Manchan tu dentadura!. Y claro muy importante, como meta ideal dejar de fumar. Todo esto en conjunto será el mejor de los escenarios.

LAS UÑAS: No deben quedarse atrás. Evita las postizas por varias razones: No están tan de moda ya, no se ven naturales y si se te despegan será peor el remedio que la enfermedad.

Lo mejor es que te hagas la manicure en un lugar o con una persona especializada. No las uses muy largar y de preferencia, usa esmaltes de colores claros. Si eres una novia clásica, no lo pienses dos veces, pide una manicure francesa y te verás divina.

El camino a seguir es largo y sí, requiere de inversión monetaria y tiempo. ¿Pero sabes qué? Vale la pena y mucho.

Aunque bien ahora estás persiguiendo una meta (que es llegar hermosa al altar), siempre debes procurarte, darte tiempo para ti, cuidarte, invertir y hacer cosas que te hagan sentir bien contigo misma.

 

TU ERES LA RESPONSABLE DE TU BE LLEZA Y BIENESTAR!!!!.....